Buscar en este blog

miércoles, 15 de febrero de 2017

Submarinos Oscar-II vs. portaaviones de la OTAN



Se había reportado el 9 de diciembre pasado que submarinos rusos habían estado siguiendo sumergidos al portaaviones francés Charles de Gaulle y al portaaviones estadounidense Dwight D. Eisenhower.

Se había reportado el 9 de diciembre pasado que uno o hasta dos submarinos rusos de propulsión nuclear y misiles crucero (SSGN) de la clase Oscar-II, según la denominación de la OTAN, habían estado siguiendo sumergidos al portaaviones francés de propulsión nuclear Charles de Gaulle y al portaaviones de propulsión nuclear estadounidense Dwight D. Eisenhower. El escenario tuvo lugar en el Mediterráneo Oriental, donde estaban operando los dos portaaviones de las dos potencias miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para estar presumiblemente en posición para atacar a las fuerzas del Estado Sirio y de su aliada Rusia. EE.UU. y Francia presuntamente habrían ordenado a sus aviones de combate embarcados en los portaaviones a atacar a las fuerzas de Siria y Rusia para apoyar militarmente a los grupos terroristas integristas sunitas – patrocinados por EE.UU. y Francia entre otros - que controlaban la parte oriental de la ciudad siria de Alepo, asediada por las fuerzas sirias. La intención de los miembros de la OTAN habría sido con su intervención militar aérea evitar el colapso de las posiciones militares y derrota de los grupos terroristas radicales sunitas asediados en Alepo, los que fueron finalmente derrotados por las fuerzas sirias y de sus aliados. Así, el Ejército Sirio reportó controlar toda la ciudad de Alepo el 22 de diciembre de 2016, poniéndose fin a la batalla de Alepo.

Según Eric Wertheim en la publicación del Instituto Naval de EE.UU. (USNI), The Naval Institute Guide to Combat Fleets of the World, 16th Edition, los submarinos de la clase Oscar-II, conocida como clase Antey-II (de Anteo, gigante de la mitología griega) en Rusia, tienen un desplazamiento sumergido que ocupa un volumen de 23,860 toneladas, mayor que el desplazamiento a plena carga de un portaaviones británico de la clase Invincible (Invencible) o que del portahelicópteros de asalto anfibio HMS Ocean (Océano) también de la Armada Real británica (Royal Navy). El HMS Ocean recientemente asumió las funciones de mando y control de las maniobras navales multinacionales en el Golfo Pérsico dirigidas contra Irán según informes.

De acuerdo a Wertheim, los submarinos de la clase Oscar-II son más silenciosos que los submarinos de propulsión nuclear y ataque rusos correspondientes al diseño original de la clase Akula-I (de akula, tiburón en ruso) según la denominación de la OTAN - clase Shchuka-B (de shchuka, el pez lucio) según la denominación rusa – pero siendo menos silenciosos que los más avanzados submarinos de la clase Akula-II. Para que la tripulación pueda sobrellevar con más facilidad largas patrullas en inmersión, los submarinos de la clase Antey-II incluyen, según Wertheim, instalaciones de recreo como “gimnasio, solario, piscina, sauna e instalaciones para mascotas”.

Los submarinos de la clase Antey-II fueron diseñados para atacar y destruir portaaviones americanos acompañados de su cortina de navíos de escolta. Para cumplir dicho objetivo los submarinos Oscar-II van armados de 24 misiles crucero P-700 Granit (Granito) con un alcance máximo de 550 km volando a una velocidad de Mach 2.5 (2.5 veces la velocidad del sonido) a una altura de 20 km, estando armados de una ojiva de 750 kg que puede ser de alto explosivo convencional o nuclear de 500 kilotones de potencia, de acuerdo a Wertheim. Según la misma fuente, los submarinos de la clase Antey-II pueden estar en alta mar en misión de hasta 120 días, límite impuesto por la cantidad de provisiones que se pueden llevar y el aguante de la tripulación.

De acuerdo a Wertheim, los submarinos Oscar-II pueden navegar sumergidos a una velocidad de 31 nudos (1 nudo = 1 milla marítima -1,852 metros - por hora) y pueden descender a una profundidad máxima operacional de 500 metros. Según la agencia de noticias rusa TASS, los submarinos de la clase Antey-II pueden navegar en inmersión a una velocidad de hasta 32 nudos y operar a una profundidad de 600 metros. De acuerdo a esta fuente hay 8 submarinos operacionales de esta clase. Según Wertheim, al menos 4 de los submarinos de la clase Antey-II operarían en la Flota del Pacífico rusa con base en Petropavlosk- Kamchatski, en la Península de Kamchatka.

Según TASS, la mayor parte de los 8 submarinos SSGN de la clase Oscar-II o Antey-II, conocidos como submarinos del Proyecto 949A, serán modernizados y repotenciados al Proyecto 949AM para 2020, lo que indicaría que la modernización cubriría al menos a 5-6 de los submarinos. TASS ha reportado que ya la modernización al estándar Proyecto 949AM se ha iniciado en astillero de la Flota del Pacífico rusa para los 2 submarinos de la clase Oscar-II, Irkutsk y Cheliábinsk. Según Wertheim, la Flota del Pacífico rusa tiene 4 submarinos SSGN Oscar-II, el K-150 Tomsk, el K-456 Viliuchinsk, el K-132 Irkutsk y el K-186 Omsk. A estos se podría añadir un quinto submarino, el K-442 Cheliábinsk. La modernización podría así involucrar a 4 de los 5 submarinos del Proyecto 949A de la Flota del Pacífico y a 2 de los 3 submarinos del Proyecto 949A y clase Oscar-II que según Wertheim posee la Flota Septentrional o Flota del Norte rusa, basada en la Península de Kola.

Como parte de su modernización al Proyecto 949AM, se les dotará a los submarinos la capacidad de lanzar 72 misiles crucero, contra navíos y contra blancos terrestres, a la capacidad actual de los submarinos del Proyecto 949A de lanzar 24 misiles crucero. Rusia está desarrollando tubos lanzadores de misiles crucero universales que sirvan para lanzar tanto misiles crucero supersónicos P-800, 3M55 Oniks (Ónix), estos con capacidad de atacar a blancos navales y terrestres, como también misiles crucero subsónicos Kalibr (Calibre) en sus variantes antinavío 3M54 (con la tercera etapa con la ojiva explosiva y vuelo terminal supersónico – Mach 2.2 según Lennox - al blanco) y 3M54M1, pudiendo tener también la capacidad potencial de poder lanzar el misil 3M14, la versión del misil Kalibr contra blancos terrestres, tomando datos de Duncan Lennox en la publicación británica de referencia IHS Jane’s Weapons: Strategic 2012-2013.

Es de esperar que habiendo 6 compuertas por banda del submarino de la clase Oscar-II, a babor y estribor, que cubren cada una 2 tubos inclinados lanzadores de sendos misiles crucero Granit, para un total de 12 misiles Granit por banda y un gran total de 24 misiles Granit por submarino, que la versión Proyecto 949AM lleve debajo de cada compuerta tubos lanzadores para 6 misiles crucero, para un total de 36 misiles por banda del submarino y un gran total de 72 misiles por submarino.

De tomar el Presidente de EE.UU. Donald Trump la decisión de atacar unilateralmente a Irán, como resultado de la influencia de sus asesores pro-israelíes, judíos americanos como cristianos angloamericanos, Rusia podría desplegar 2 submarinos SSGN de la clase Oscar-II de la Flota del Pacífico rusa al Océano Índico y en particular al Golfo de Omán en el Mar Arábigo. Desde allí y sin entrar en el Golfo Pérsico los submarinos rusos podrían amenazar y, de darse la decisión, atacar a portaaviones americanos asignados a la V Flota y a navíos de guerra de otros miembros de la OTAN que fuesen desplegados en aguas del Golfo Pérsico para atacar a Irán.

Ante un ataque de misiles crucero desde el Golfo de Omán y Mar Arábigo los portaaviones de la OTAN desplegados en el Golfo Pérsico serían como “peces en un barril de agua”, expuestos sin poder escapar a salvas de misiles crucero lanzados desde submarinos Oscar-II. Con un alcance estimado en 550 km y en hasta unos 600 km, misiles crucero 3M55 Oniks lanzados desde un punto en el Golfo de Omán podrían alcanzar a navíos de guerra localizados entre la península de Qatar y el Estrecho de Ormuz. Los misiles Oniks podrían ir armados de ojivas nucleares de 300 kilotones a 350 kilotones de potencia.

Si submarinos Oscar-II lanzan misiles crucero antinavío Kalibr desde el Golfo de Omán, cubrirían todo el Golfo Pérsico con su alcance. Se estima que la versión de ataque terrestre del Kalibr, el misil 3M14, puede llegar a tener un alcance de hasta 3,800 km, que podría ser el alcance de la versión antinavío equivalente, el misil 3M54M1. Este misil antinavío podría ir armado de una ojiva nuclear de 200 kilotones a 250 kilotones. Un misil antinavío lanzado desde el Golfo de Omán podría alcanzar a objetivos navales enemigos en aguas a la altura de Kuwait a 940 km de distancia.

Es de esperar que tanto los misiles crucero P-700, 3M45 Granit, los nuevos P-800, 3M55 Oniks y las variantes antinavío y contra blancos terrestres del misil crucero Kalibr estén equipados con contramedidas electrónicas (ECM) y sistemas de baja detección a los sensores enemigos. En este sentido, cabe indicar que probablemente un sistema de última generación de guerra electrónica estaba desplegado en un avión no tripulado ruso que sobrevoló detectado el año pasado por casi una hora sobre la región palestina de Galilea y sobre las Alturas del Golán bajo ocupación judía israelí.

La versión oficial de las autoridades militares de Tel Aviv sobre los sucesos acaecidos fue que las fuerzas israelíes lanzaron dos misiles antiaéreos Patriot de fabricación americana que fallaron en derribar el avión no tripulado ruso. Según DEBKAfile, la fuente de noticias israelí con alegado acceso a fuentes de inteligencia militar israelíes, los dos misiles Patriot impactaron el uno con el otro, presumiblemente como resultado de las contramedidas de guerra electrónica del avión ruso. Sin embargo, el informe de que los dos misiles que fracasaron en derribar al avión ruso eran los misiles americanos Patriot pudo ser falso, para encubrir el hecho que misiles más sofisticados que los Patriot fueron confundidos en sus sistemas de guiado por el sistema de guerra electrónica ruso del avión no tripulado de reconocimiento e inteligencia. Pudo ser que los misiles superficie-aire antiaéreos confundidos fueron misiles Stunner del nuevo sistema de misiles antiaéreos y antimisil israelí “Honda de David” (David’s Sling).

En este sentido se reportó que el nuevo sistema Honda de David iba a reemplazar al sistema Patriot menos sofisticado y de menor alcance, que el sistema Honda de David iba a ser desplegado para defender al Estado Judío de amenazas como el misil balístico de corto alcance ruso Iskander-M, que se ha reportado está desplegado en Siria, lo que indicaría que el nuevo sistema SAM israelí sería desplegado en el norte del país, donde se halla la región de Galilea, y que el Sistema Honda de David empezaría a ser desplegado en el primer trimestre de 2016, habiendo ocurrido el incidente del avión no tripulado ruso intruso en julio del año pasado.

Todo esto indicaría o sugeriría que el sistema de misil SAM utilizado sin éxito para derribar al avión no tripulado ruso sobre el norte del Estado Judío no habría sido el Patriot sino el misil Stunner del sistema Honda de David, ya que los militares judíos israelíes ante su afán de derribar al avión intruso ruso – que sobrevolaba impune por cerca de una hora – habrían usado lo mejor que tenían disponible para derribarlo, que habría sido para el verano de 2016, en el norte de Palestina, el sistema de misiles antiaéreo y antimisil Honda de David.

El misil Stunner del sistema SAM Honda de David, de acuerdo a Lennox, tiene un sistema dual de guiado al objetivo a base de radar, probablemente de onda milimétrica, y a base de un sistema electroóptico de imagen infrarroja (IIR), con una velocidad de intercepción de Mach 4 a Mach 5.5. El misil Stunner ha de tener un avanzado sistema de contra-contra medidas electrónicas (ECCM) para anular las contramedidas electrónicas (ECM) del objetivo atacado, como el misil aire-aire de alcance más allá del horizonte visual (BVR) también israelí Derby, según Lennox. La Agencia de Defensa Antimisil de EE.UU. participa en el desarrollo conjunto con la organización de Defensa Antimisil de Israel del sistema Honda de David.

Empero, es probable que los sofisticados sistemas de guiado dual por radar e imagen infrarroja, además de los avanzados sistemas de contra-contra medidas electrónicas del misil Stunner, fueron los que fracasaron en derribar al avión no tripulado ruso en el incidente del verano pasado sobre Galilea y las Alturas del Golán ocupadas, y no el misil Patriot como oficialmente reportó el Estado Judío. Cabe señalar que los israelíes reconocieron que lanzaron contra el avión ruso intruso un tercer misil, un misil aire-aire lanzado desde un avión caza en misión de intercepción, que bien pudo haber sido el misil Derby guiado por radar activo, de tecnología “dispara y olvídate”. El presunto fracaso del sistema Honda de David y del misil SAM Stunner en derribar un avión no tripulado ruso dotado de un avanzado sistema de contramedidas electrónicas (ECM) podría hacer fracasar a dicho sistema de defensa antiaérea y antimisil ante misiles crucero – como el Granit, Oniks y Kalibr - y misiles balísticos rusos dotados de sofisticadas contramedidas electrónicas.

La presunta vulnerabilidad de un avanzado sistema de defensa antiaérea y antimisil israelí-estadounidense como Honda de David podría sugerir que el sistema de guiado de radar semiactivo del misil naval SAM antiaéreo y antimisil ESSM (Evolved Sea Sparrow Missile) no podría tampoco derrotar el último sistema ruso de contramedidas electrónicas que armase un misil crucero antinavío atacando a un portaaviones americano. Lo mismo se podría sugerir del nuevo misil naval SAM americano de largo alcance y defensa antiaérea y antimisil Standard SM-6, de sistema de guiado dual por radar activo y semiactivo, que lanzado por un crucero o destructor de misiles teledirigidos americano intentaría defender a un portaaviones del U.S. Navy contra misiles crucero antinavío rusos como el Granit, el Oniks o los Kalibr, pero que podría fallar en dicho empeño ante sofisticados sistemas de contramedidas electrónicas defendiendo a los misiles rusos.

En preparación a un ataque masivo de misiles antinavío, un submarino de la clase Oscar-II podría lanzar de uno a dos misiles crucero armados con ojivas de pulso electromagnético (EMP), detonando a máxima altura para con la descarga de pulso electromagnético inutilizar los sistemas de sensores y de mando, control, comunicaciones y computadoras (C4) del portaaviones y sus navíos escolta afectados, para así cegar al dejar sin sistemas de detección, y dejar indefensos al portaaviones y navíos acompañantes. Para los misiles P-700 Granit la máxima altura de vuelo es de más de 20 km, para los misiles P-800 Oniks es de unos 14 km y para los misiles Kalibr es de más de 10 km, de acuerdo a Lennox. El ataque con ojiva de pulso electromagnético para inutilizar los sistemas electrónicos de un portaaviones y su grupo de navíos de escolta podría también llevarse a cabo por un misil balístico móvil basado en tierra, como paso previo a un ataque de misiles crucero.

La amenaza representada actualmente por los misiles crucero antinavío rusos, probablemente dotados de sofisticados sistemas de contramedidas electrónicas y tecnologías de baja detección, es una del siglo XXI y no la amenaza que representaron los misiles antinavío Exocet a los navíos de guerra británicos hace unos 35 años durante la Guerra de las Malvinas de 1982, entre Argentina y el Reino Unido.

Pero submarinos rusos de misiles crucero de la clase Oscar-II no serían la única amenaza hipotética en un conflicto entre EE.UU. y Rusia por Irán. Portaaviones americanos desplegados, por ejemplo, en el Golfo Pérsico para atacar a Irán podrían su vez ser atacados por Rusia, en defensa de su aliado iraní, con misiles balísticos antinavío móviles, con misiles crucero antinavío lanzados desde el Mar Caspio por corbetas de misiles teledirigidos de la Florilla del Caspio rusa, con misiles crucero lanzados desde bombarderos estratégicos y tácticos rusos, operando estos desde Rusia o incluso desde bases iraníes para defender a Irán. La República Islámica de Irán podría para defenderse a su vez lanzar misilesbalísticos antinavío móviles desde tierra, como también misiles crucero antinavío lanzados por baterías móviles de defensa costera.

Ha de saber el Presidente Trump de EE.UU. que un ataque aeronaval americano desde el Golfo Pérsico contra Irán sería respondido con un ataque ruso en defensa de su aliado persa, y que los portaaviones americanos en el Golfo Pérsico serían como “peces en barril de agua” para los misiles rusos. Este mismo mensaje esperemos que sea comprendido por los asesores judíos americanos de Trump, como David Friedman, su yerno Jared Kushner o Stephen Miller, pudiéndose decir en el caso de Friedman y probablemente en los de Kushner y Miller que son ardientemente proisraelíes y febrilmente antiiraníes y antisirios, y quizás también antirusos, por el apoyo que Moscú le ha brindado y brinda a los sirios, iraníes, iraquíes, libaneses, palestinos, libios y egipcios. EE.UU. y sus aliados “No Pasarán” sobre Siria e Irán ante los misiles de Rusia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada