Buscar en este blog

domingo, 26 de marzo de 2017

Los nuevos helicópteros de ataque chinos

El desarrollo tecnológico militar chino alcanzó hace un tiempo a la fabricación de plataformas de helicópteros de ataque. China desarrollo al helicóptero WZ-10 y al catalogado Harbin Z-19 para reconocimiento y exploración.

El Z-19 es un helicóptero ligero de reconocimiento y exploración chino. Fue desarrollado por Harbin, en el mayor secreto. Es una versión en tándem del Z-9W, que a su vez es una versión construida bajo licencia del AS365 Dauphine de Eurocopter. El Z-19 efectuó su primer vuelo en 2011 y se reveló públicamente en 2012. Este helicóptero está en servicio en el ejército chino. Puede funcionar conjuntamente con el helicóptero de ataque Z-10.


El Z-19 esta ligeramente blindado. Ambos pilotos están sentados en los asientos resistentes a los impactos ocasionados por choques. Esta equipado en su nariz con un sistema FLIR, TV y telémetro láser. Como tarea secundaria proporciona apoyo de fuego. Cuenta con cuatro puntos de anclaje bajo las alas y puede llevar cohetes y otras armas, como el misil TY-90 aire-aire y HJ-8 misiles antitanque. También, puede llevar un cañón de 23-mm en un pod. El Z-19 puede operar bajo diversas condiciones meteorológicas y por la noche.

Emplea los mismos motores que el Z-9WA, un turboeje WZ-8A, que es una versión construida bajo licencia del Arriel Turbomeca. El Z-19 tiene una cola Tipo Fenestron, lo que reduce el sonido y permite alcanzar un cierto nivel de furtividad acústica. También tiene un sistema de escape que suprime el signo IR. Esta característica también proporciona un nivel de protección contra misiles con búsqueda infrarroja.


Especificaciones:

Entró en servicio 2012
Tripulación 2 hombres
Longitud 12 m
Diámetro del rotor principal 11,9 m
Altura ~ 4 m
Peso (vacío) 2,35 t
Peso (máximo al despegue) 4,5 t
Motores 2 x turboejes WZ-8A con 848 HP (c/u)
Velocidad máxima ~ 280 kmh
Velocidad de crucero 245 kmh
Techo de servicio ~ 4 500 m
Alcance 700 kilometros
Armamento: 1 Cañón en pod de 23-mm y misiles IDAD-90 aire-aire, HJ-8 anti-tanque
Otros cohetes no identificados

En relación con el WZ-10, tiene como misión primordial: la interdicción, eliminar al enemigo en el terreno fijo y móvil de las fuerzas, y simultáneamente poseer una capacidad de combate aéreo. A una simple observación, el WZ-10 es aparentemente similar al Rooviak sudafricano y al italiano Agusta A129.


El WZ-10 (Wuzhuang Zhisheng-10 WZ, literalmente Helicóptero armado ) es un helicóptero de ataque desarrollado por la República Popular China. Aunque diseñado para misiones antitanque y está pensado para tener capacidades secundarias aire-aire. Actualmente, es producido por Changhe Aircraft Industries Corporation (CAIC) y China Helicopter Research and Development Institute (CHRDI)), en Jingdezhen, Provincia de Jiangxi . Otro fabricante de helicópteros chino, Harbin Aircraft Manufacturing Company (HAMC), puede estar involucrado en el desarrollo del programa. La versión operativa de la aeronave parece ser impulsada por el mismo motor en el Z-9, que es una copia bajo licencia del Eurocopter AS 365 DauphinN1.

Poco se sabe con certeza del desarrollo del WZ-10 debido a que el proyecto es mantenido bajo estricto secreto. El programa inició en 1998 con la intención de remplazar al WZ-9 actualmente en servicio con el Ejército Popular de Liberación. Otra explicación posible es que el programa WZ-10 fue ocultado bajo el programa del Helicóptero Medio Chino (CHM), que inició en 1994 en los Institutos de Investigación 602 y 608. Bajo estos programas civiles, varias empresas occidentales clave en la manufactura de helicópteros proveyeron considerable asistencia técnica: Eurocopter (diseño de rotor y consultoría), Pratt & Whitney Canada (PT6C turboeje) y Agusta Westland (transmisión). El helicóptero de ataque WZ-10 entró en servicio activo en 2010.

El WZ-10 posee la configuración convencional de un helicóptero de ataque, con el piloto y el artillero sentados en tándem. El rotor principal está compuesto por cinco palas, mientras que el rotor de cola posee cuatro. Los dos motores se hallan situados tras la cabina a ambos lados del fuselaje cada uno y cuentan con supresores de infrarrojos. El armamento integrado consta de un cañón (posiblemente 30 milímetros) instalado bajo el morro.

Se especula que el WZ-10 posea un habitáculo moderno con pantallas LCD10 y un sistema de control tipo fly-by-wire.10 Asimismo presenta detectores en la nariz de la aeronave por lo que probablemente alberga una cámara óptica e infrarroja (FLIR) y un telémetro láser (al igual que el AH-64). Posiblemente contará también con contramedidas electrónicas.

Cuenta con dos estructuras alares proveen uno o dos pilones para armamento externo. Dicho armamento consta de misiles antitanque que son llevados en grupos de a cuatro, pudiendo ser del tipo HJ-9 (contra parte del misil BGM-71 TOW norteamericano). Se ha sugerido también que el misil HJ-10, una contraparte del occidental Hellfire,es considerado para este rol, lo cual mejoraría de manera significativa la capacidad antitanque del WZ-10, ya que se cree que el HJ-10 es similar al AGM-114 Hellfire ATM de los Estados Unidos. Las capacidades antiaéreas se hallan presentes gracias al misil aire-aire TY-90 (equiparables a los FIM-92 Stinger o los MBDA Mistral ), un pequeño misil utilizado contra helicópteros y aviones de baja velocidad.


En marzo de 2013 Diseñador General de JSC "Kamov" Sergei Mikheyev en la feria Heli-Expo en Las Vegas informó que el helicóptero WZ-10 se basa en el diseño preliminar del "Proyect 941", desarrollado por la oficina de diseño Kamov por encargo del gobierno chino en 1995. Según Mikheyev, el proyecto ha sido desarrollado de acuerdo con las exigencias de China y se basa en proyectos de helicópteros de ataque soviéticos. Como diseñador jefe, en el papel como asistió "Kamov" se limitó sólo a la etapa de diseño conceptual y esta etapa concluyó después de que China adoptara el concepto del "Project 941". Para un mayor desarrollo, entonces China independientemente condujo el resto del trabajo de desarrollo del WZ-10, incluyendo la creación, realización de prototipos y la producción en serie del helicóptero.

Especificaciones:

Tripulación: 2
Longitud: 14,3 m
Diámetro rotor principal: 13 m
Altura: 3,9 m
Peso vacío: 5540 kg
Peso cargado: 7 000 kg
Peso útil: 1 500 kg
Planta motriz: 2× WZ-9, turboeje.
Potencia: 1 000 kW (1379 HP; 1360 CV) cada uno.
Velocidad máxima operativa (Vno): 300 km/h (186 MPH; 162 kt)
Velocidad crucero (Vc): 270 km/h (168 MPH; 146 kt)
Alcance: 800 km (432 nmi; 497 mi)
Techo de vuelo: 6 400 m (20 997 ft)
Régimen de ascenso: 12 m/s (2 362 ft/min)
Armamento:
Cañones: 1× Cañón automático de 20 o 30 mm montados en la torreta bajo el morro.
Puntos de anclaje: 4 con una capacidad de 1500 kg, para cargar una combinación de:
Cohetes:
Lanzacohetes de 57 o 90 mm.
Misiles:
-8 x HJ-10
-8 x HJ-8 HJ-9 missiles
-8 x TY-90 air-to-air missiles
-4 x PL-5, PL-7, PL-9
Otros: Opcionalmente puede ir en lugar del cañón automático de 20/30 mm bajo el morro:
-Lanzagranadas automáticos de 30/40 mm
-1 x ametralladora pesada de 14,5 mm
Aviónica:
Radar de control de fuego de ondas milimetricas YH
Casco con gafas de visión nocturna
Pod de ECM BM/KG300G
Pod de navegación Blue Sky
Pod de reconocimiento KZ900.

Rusia propone a México asociarse para producir los Mig-35 en suelo azteca

Hace unos  tres  años el gobierno mexicano decía haber tomado una decisión para sustituir los envejecidos cazas F-5 de la fuerza aérea mexicana por aviones estadounidenses F-16 nuevos.

Después, muchos medios “alternativos” aseguraban que se había tomado la decisión de efectivamente comprar cazas F-16 provenientes de Israel pero,  ¡usados!;  afortunadamente nada había de verdad en ello, solo eran especulaciones sensacionalistas.

En realidad, el gobierno mexicano desde el principio se planteó la compra de los Saab Gripen NG, que en lo personal creo sería una excelente compra; después consideraron la posibilidad de adquirir cazas nuevos de Rusia, específicamente los SU-27  o SU-30MKI; los SU-27 son una mala opción, pues son cazas que ya van de salida; en el caso de los SU-30MKI, también serían una excelente opción para México, tal vez mejor que la representada  por los Gripen NG.


Y a día de hoy, Rusia en un afán por conseguir nuevos mercados para sus aviones en Latinoamérica, y en general en el resto del mundo, le plantea  a México una excelente propuesta, pues le propone crear una sociedad para construir los aviones MIG-35 en México.  En el acuerdo estaría contemplada  la transferencia de tecnologías a la industria aeronáutica nacional, así como colaboración para desarrollar la misma.

Vale recordar que México es un buen cliente para la industria aeronáutica  civil rusa, pues es de los mayores operadores del avión ruso Sukhoi Superjet 100.   Esta aeronave  ha  demostrado ser fiable y eficiente.

Esta propuesta es muy similar a la que Saab ofreció en su momento a Brasil, pues ambos lograron un acuerdo para producir en sociedad los Grippen NG en el país sudamericano.  También se acordó la transferencia de tecnologías entre ambas partes.

¿Cuál es la verdadera razón de esta joint  venture entre la industria armamentista sueca y brasileña, y ahora la que se propone  entre México y Rusia?

Pues claramente es la conquista de mercados y la reducción de costos de manufactura, pues el costo de  la mano de obra en México y Brasil es inferior al de Rusia y, sobre todo, al de Suecia.  Además, la calidad de la mano de obra mexicana está fuera de toda duda, no por nada México se ha convertido en el referente del comercio global y de libre mercado, con infinidad de empresas queriendo instalarse en México pese al proteccionismo de Trump.

Pero no solo es cuestión de costos y beneficios, también está el componente geopolítico, quizá más importante que el anterior.

Así es; Rusia intenta aumentar su área de influencia en Latinoamérica, es decir, en el patio trasero de los EEUU,  a semejanza de lo que los yankees hacen en Europa y Asia, instalando sus bases militares a las puertas del Kremlin.

Pero otro punto que quiero comentar es que, sin duda para México este negocio que le propone Moscú, en realidad Vladimir Putin,  es una gran oportunidad para desarrollar su industria, su ciencia y tecnología.

Pero también la construcción de los MIG-35 en México es innegablemente  mil veces mejor que comprar F-16 de segunda mano a los EEUU o a cualquier otro país que quiera deshacerse de ellos.

Y eso ya es bastante claro para muchos países alrededor del planeta, como en Polonia, que en un principio consideró comprar F-16 usados para reforzar su fuerza aérea, pero finalmente comprendieron que eso hubiera sido un garrafal error, pues actualizarlos sale más caro que comprarlos nuevos  y, por otro lado, esos aviones ya están resultando obsoletos para nuestro tiempo, es por eso que la mayoría de países que están por modernizar su fuerza aérea se están decidiendo por los F-35 aunque sean más costosos que los F-16.  Claro, me refiero a los países dentro de la esfera de influencia de Washington, como es el caso de la misma Polonia, España, Israel, Bélgica, Suiza, etcétera.

Así que, concluyendo, para México sería un retroceso y una pésima decisión sustituir los viejos F-5 por los también viejos F-16.  Definitivamente la mejor  opción es la que propone Moscú: construir los Mig-35 en México y exportarlos  al resto del mundo.


Polonia opta por los F-35 para sustituir su envejecida flota de cazas soviéticos MIG-29 y MIG-22

Varsovia quiere sustituir sus cazas soviéticos con aviones producidos por un país de la OTAN, pero no estaban seguros que avión elegir, pero tal parece que finalmente han tomado una decisión.



Polonia descarta la intención de su Gobierno para comprar cazas estadounidenses de segundo mano F-16A/B Fighting Falcon para reemplazar a los cazas rusos Sujoi y sus viejos cazabombarderos.

Este anuncio viene después de que el ministro de Defensa de Polonia, Antoni Macierewicz, informara en enero pasado, de la compra por Varsovia de entre 50 y 100 cazas F-16 de segunda mano y F-35 nuevos.

“Nosotros no vamos a comprar los aviones de combate F-16 de segundo mano” de Estados Unidos, anunció esta semana el viceministro de Defensa polaco, Bartosz Kownacki, durante una comisión parlamentaria que examinó la modernización de las fuerzas armadas del país europeo.

Además, Macierewicz indicó que su país estaba interesado en adquirir los referidos cazas estadounidenses para la Fuerza Aérea. “Estamos considerando fortalecer las capacidades de nuestra flota de aviones y, en concreto, nuestros F-16", afirmó en aquel entonces para después añadir que el Gobierno estaba analizando el tema.



Kownacki había advertido anteriormente que no hay justificaciones económicas para comprar los F-16 usados. El Gobierno polaco tenía la intención de reemplazar dichos cazas con Sujoi Su-22 de Rusia y cazas rusos Mikoyan MiG-29.

De esta manera Polonia quiere sustituir en los próximos años sus aviones militares Su-22 y MiG-29 de diseño soviético por F-16 estadounidenses.

Anteriormente, el país estudiaba la compra de entre cincuenta y cien F-16 de segunda mano, aunque modernizarlos, si bien decidió que sería más barato comprarlos nuevos, basándose en el precedente sentado por Rumanía, que modernizó aviones comprados de Portugal.

El país ya tiene a su disposición 48 cazas F-16, 32 cazas MiG-29 y 18 aviones de ataque a tierra Su-22 de distintas versiones, además de aeronaves militares de otros tipos. A finales del año pasado Varsovia reveló que planea gastar 14.500 millones de dólares en su modernización militar.

FUENTES 


Llega la guerra hipersónica: así funciona la tecnología militar a mach 7

Las armas hipersónicas, aquellas capaces de alcanzar velocidades superiores a 7 veces la del sonido (por encima de 8600 km/h), son el futuro de la tecnología militar

Como dice el viejo chascarrillo las balas no matan, lo que mata es la velocidad que llevan. Por tanto, cualquier salto en la velocidad que pueda alcanzar un proyectil va a influir decisivamente en el daño que pueda provocar. Y no sólo eso: la rapidez no sólo determina el efecto del arma, sino que puede modificar de modo sustancial el mismo enfrentamiento entre dos fuerzas, ya que proporciona una ventaja estratégica fundamental. Según la terminología del Ciclo OODA del teórico de la estrategia John Boyd, la velocidad de las armas propias permite acortar el bucle de decisión con respecto al del adversario; en esta teoría gana quien es capaz de reaccionar más rápido. Las armas hipersónicas, aquellas capaces de alcanzar velocidades superiores a 5 veces la del sonido (por encima de 6.100 km/h) ofrecen por tanto la posibilidad de modificar por completo los enfrentamientos bélicos futuros.

Por eso todas las potencias experimentan con ellas, aunque ponerlas a punto no es fácil.

Fuera de los misiles balísticos, que tienen un perfil de vuelo muy determinado, las armas verdaderamente hipersónicas están todavía en su infancia. EEUU, Rusia, China, Gran Bretaña o Francia tienen programas de investigación para desarrollarlas, pero todavía no hay ninguna verdaderamente operativa debido a las enormes dificultades tecnológicas que implican. El principal problema para este tipo de armas es controlar el perfil de vuelo y perfeccionar el sistema de propulsión ya que los reactores convencionales no sirven para estas velocidades.

En este rango de velocidades las alas son innecesarias; se dice que ‘cabalgan’ sobre las ondas de choque creadas por su propio movimiento

Para alcanzar el rango de velocidad hipersónica hacen falta motores del tipo estatorreactor (scramjet cuando son supersónicos). En este tipo de motores no son necesarios compresores o turbinas para aumentar la presión del aire que entra en la cámara de combustión, ya que la propia velocidad del artefacto se encarga de ello. A cambio la geometría de la entrada de aire es fundamental y complicada de optimizar para todos los regímenes de vuelo. Además, este tipo de motores no puede funcionar por debajo de una velocidad crítica (300 km/h para los estatorreactores subsónicos), por lo que es necesario algún otro tipo de propulsión que impulse al vehículo hasta alcanzarla.

Una vez obtenida la velocidad límite, el estatorreactor entra en funcionamiento pudiendo acelerar hasta velocidades teóricas superiores a los 12 Mach (cerca de 15.000 km/h). Según la velocidad aumenta la compresión se hace demasiado elevada y el motor pierde rendimiento, por lo que es necesario reducir el efecto de la velocidad en la entrada del aire: controlar esta transición es técnicamente complicado.

Concepto del vehículo hipersónico chino DF-ZF, antes conocido en Occidente como WU-14. (Imagen: Wikimedia Commons)

En este rango de velocidades las alas son innecesarias, ya que basta usar esquemas de cuerpo sustentador en los que el mismo fuselaje del vehículo genera suficiente fuerza de sustentación vía compresión del aire; se dice que ‘cabalgan’ sobre las ondas de choque creadas por su propio movimiento. Una vez más, la geometría del aparato es decisiva y el cálculo aerodinámico muy complicado; además la fricción del aire eleva mucho la temperatura de algunas zonas, por lo que es necesario usar en su construcción aleaciones especiales. Por todo ello el diseño de este tipo de vehículos no es en absoluto sencillo.

El prototipo X-51 Waverider

Todas las grandes potencias han desarrollado primero vehículos experimentales con los que poner a punto formas, materiales y sistemas de control antes de aplicar sus descubrimientos a armas operativas. EEUU ha realizado varias pruebas con su último prototipo denominado X-51 Waverider, un avión no tripulado que es la culminación de una serie de diseños experimentales que se llevan probando desde los años 60. El W-51 está diseñado para alcanzar hasta Mach 7 (casi 8.600 km/h) y se lanza desde un bombardero B-52 modificado volando a 15.000 m de altura; durante la caída se activa un motor cohete desechable que lo acelera hasta 4,5 Mach, momento en el que arranca su propio estatorreactor.

El aparato ha realizado 5 vuelos de prueba de los cuales sólo 1 (el último, en 2013, vídeo) culminó en completo éxito: otro fue un éxito parcial y otros tres fracasos de varios tipos. El objetivo del X-51 es servir de base tecnológica para el desarrollo de la futura High Speed Strike Weapon (arma de ataque de alta velocidad), que se pretende sea un misil capaz de Mach 5 y con un alcance de unos 500 km que entre en servicio en la década de 2020.

El proyecto 4202 ruso y el DF-ZF chino

Rusia trabaja por su parte en el llamado Proyecto 4202, cuyo objetivo es analizar y poner a punto el vehículo conocido como Yu-71. Se cree que el Yu-71 es capaz de alcanzar Mach 10 (unos 11.200 km/h) conservando una ágil capacidad de maniobra que lo hace inmune a la actual generación de defensas antimisil; en sus ensayos Rusia utiliza como impulsor un misil balístico, por lo que parece estar optimizado como vehículo maniobrable de reentrada, a diferencia del cohete experimental Kholod con el que alcanzó 6,47 Mach ya en 1991. Está previsto que los lanzamientos de prueba del Proyecto 4202 continúen durante este año y el próximo.

Seis ensayos ha realizado China con su vehículo DF-ZF, antes conocido en Occidente como WU-14 y que como el Yu-71 ruso es un planeador hipersónico que es lanzado a lomos de un misil balístico y efectúa una reentrada en la atmósfera a velocidades estimadas por agencias de inteligencia estadounidenses como superior esa Mach 5, aunque el diseño en principio podría llegar hasta Mach 10. Como en el vehículo ruso se ignora el tipo de cabeza de combate que puede llevar, aunque se supone que podría montar tanto explosivos nucleares como convencionales. Se especula con que el DF-ZF sirva también como carga útil de los misiles balísticos antibuque Dong Feng 26, lo que aumentaría su alcance útil y dificultaría cualquier defensa. Otros analistas descartan que la tecnología esté disponible y proyectan que China está a dos décadas de poder desplegar un arma eficaz basada en ella. Pero el desarrollo preocupa a la marina EE UU.

Si una bala de pistola de 9 mm avanza a 990 km/h, y la de un M-16 a 3.400 km/h, imagina algo que viene hacia ti a más de 10.000 km/h

En efecto; la principal ventaja de este tipo de armamento es que además de aumentar el poder destructivo del arma por su misma velocidad reduce enormemente el tiempo disponible para efectuar cualquier acción defensiva. Si una bala de pistola de 9 mm avanza a 275 m/sg, es decir a 990 km/h, y la bala de un M-16 a unos 948 m/s, es decir 3.400 km/h, imaginemos lo que puede ser que te disparen con algo que viene hacia ti a más de 10.000 km/h. Un misil a esa velocidad avanzaría 2,77 km cada segundo, por lo que por ejemplo en la guerra naval y suponiendo que el horizonte visible desde un mástil está a unos 25-27 kilómetros alcanzaría al barco blanco en menos de 10 segundos; ese es todo el tiempo que tendría para intentar cualquier defensa. No es de extrañar que haya sido en este ámbito donde se han realizado los mayores esfuerzos de desarrollo, y donde existen armas ya desplegadas, aunque técnicamente no hipersónicas; ‘sólo’ supersónicas.

Presente súper, futuro híper

De este tipo son los misiles soviéticos y luego rusos conocidos en Occidente como P-700 Granit, un misil de crucero supersónico diseñado para atacar los grupos de portaviones estadounidenses dificultando al máximo su defensa. El Granit, aún en servicio en los submarinos Oscar II y los cruceros de las clases Kirov y Almirante Kuznetsov, alcanza velocidades superiores a Mach 2,5 en altura y 1,6 volando cerca del mar, y tiene un alcance de entre 500 y 650 km. Está propulsado por un estatorreactor que se activa después de que un cohete impulsor lo lleve a la velocidad adecuada, y puede llevar una cabeza de combate nuclear de 500 kilotones o 750 kg de alto explosivo. Para hacerlo más letal cuenta con un sistema de guiado en enjambre que permite cooperar a varios misiles que vuelan juntos: uno de ellos se eleva para localizar al objetivo y envía la información a los demás. Además, cuenta con capacidad contramedidas electrónicas y para esquivar a los misiles antimisil.

Concepto del X-51A Waverider

Ruso es también el P-800 Oniks, conocido también como Yakhont (versión de exportación). Se trata de un misil más pequeño que el Granit pero capaz de llegar a Mach 2,5 y con un alcance máximo de 600 km (en la versión rusa; menos de 300 en la de exportación). Su cabeza de combate es menor, de 250 kg de explosivo, y a diferencia del modelo anterior, además de poder lanzarse desde barcos de superficie y submarinos, hay versiones con lanzamiento desde tierra (sistema Bastion, exportado a varios países y también desplegado por Rusia) e incluso desde el aire. El Oniks cuenta con un cohete impulsor interno que lo acelera hasta que arranca su estatorreactor, sistema que ha servido de base para el desarrollo del proyecto conjunto BrahMos con la India. En el arsenal ruso también hay versiones de la familia de misiles de crucero Kalibr capaces de efectuar perfiles de ataque supersónicos al acercarse al blanco.

BrahMos está considerado como el misil crucero más rápido que está en servicio en este momento, ya que alcanza Mach 2,8, y utiliza el motor y sistema de lanzamiento del Oniks pero con un sistema de guiado y localización de blancos diferente. Su alcance es de 290 km y puede volar desde 5 a 14.000 m de altura, siendo capaz de efectuar maniobras complejas en las fases finales del ataque para despistar a las defensas. Hay diferentes versiones con lanzamiento desde barcos, submarinos, desde tierra o desde aeronaves como el Su-30, en servicio en las fuerzas armadas indias. Puede atacar buques, y también blancos terrestres, y puede llevar cabeza convencional o nuclear. La India ha desplegado ya varios regimientos de este sofisticado misil, y trabaja en desarrollar una versión hipersónica con el nombre de BrahMos II cuyo objetivo es alcanzar una velocidad máxima de Mach 7, más del doble de la versión actual.

De modo que con todas sus dificultades y problemas, y aún con la necesidad de prolongados y caros ensayos con vehículos experimentales, de una cosa podemos estar razonablemente seguros: en el futuro los misiles hipersónicos serán un componente más del arsenal de las potencias, sobre todo en el mar.

Un nuevo misil ruso es capaz de hundir a toda la Royal Navy del Reino Unido en un solo ataque

EL NUEVO MISIL HIPERSÓNICO RUSO QUE DESTRUIRÁ A TODA LA ARMADA BRITÁNICA Y ALIADA.


Rusia ha terminado el desarrollo de su nuevo misil hipersónico, denominado Zircón, que ha sido dotado con la capacidad de volar a mach 7, es decir, a 8600km/h; a esa velocidad le es imposible al enemigo poder escapar de su poder destructivo, pues aunque lograran destruir el misil, los fragmentos del instrumento tienen tanta energía cinética que aún así causarían un grave daño al casco de los buques, ya no se diga el daño que infligiría a una persona de ser alcanzada por la metralla resultante de la fragmentación del misil.

Debido a su enorme velocidad, la posibilidad de que pueda ser alcanzado por un misil interceptor es prácticamente nula, con lo que la destrucción del objetivo estaría asegurada.

Estos misiles también pueden portar ojivas atómicas tácticas, y si ese fuera el caso, todo el grupo de ataque liderado por el portaaviones quedaría destruido y su tripulación aniquilada.


Un nuevo misil de crucero hipersónico de Rusia será capaz de destruir los portaaviones de la Royal Navy en un solo ataque, indican medios británicos.

Los expertos han expresado su preocupación de que el misil, llamado Zircón, podría hundir los dos nuevos portaaviones de la Royal Navy del Reino Unido en un solo ataque, ha informado hoy sábado el diario británico Mirror.

Los misiles hipersónicos prácticamente son imparables”, dice una autoridad naval de alto rango.

Sin ningún método para protegerse contra los misiles como Zircón, los portaaviones británicos tendrían que quedarse fuera del alcance, ha advertido la autoridad que habló bajo la condición de anonimato.

El enemigo no tendrá tiempo suficiente para reaccionar, según el sitio Wéb   Strategic Culture.

Zircón puede dispararse desde tierra, mar y submarinos y podría ser el arma más mortífera del siglo XXI.

Las tensiones entre Londres y Moscú han aumentado, según las autoridades británicas, por las pretensiones expansionistas de Rusia en Europa Oriental. A su vez, Rusia rechaza rotundamente tales comentarios.

así mismo, Moscú acusa a la (OTAN) de generar acciones provocativas a través del despliegue de tropas en los países bálticos bajo el pretexto de contrarrestar la “amenaza rusa”.

sábado, 25 de marzo de 2017

Presidencia de Trump podría terminar por sus vínculos con el Kremlin



Trump podría verse obligado a abandonar el cargo tras las investigaciones sobre los vínculos de su Administración con Rusia, advierte un exanalista de la NSA.

En declaraciones a la radio de la CBC, John Schindler, exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de EE.UU., aseguró el viernes que si se confirma que el equipo de campaña del presidente de EE.UU., Donald Trump, cooperó con Rusia para perturbar las elecciones presidenciales, este caso podría poner fin a su Presidencia.

Sí, no solo la gente que lo rodea, sino el propio presidente se enfrenta a posibles acusaciones en el futuro, podría ser un cambio de juego. Podría ser destituido de su cargo por eso, si quiere o no”, alerta John Schindler, exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad Nacional (NSA) de EE.UU.

Este experto en seguridad y exoficial de contrainteligencia indicó que, con la investigación del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, en inglés), las acciones del Congreso y una posible investigación independiente, Trump y los supuestos lazos de su equipo con Rusia "inevitablemente" se harían públicos. "La Administración no está escapando de esta historia", dijo.

Las declaraciones de Schindler se producen después de que el director del FBI, James Comey, confirmara el lunes que la agencia estaba investigando tanto la supuesta interferencia de Rusia con las elecciones de 2016 como los posibles vínculos entre Moscú y los miembros del equipo de campaña de Trump.



El exjefe de campaña electoral de Trump Paul Manafort, acusado de haber trabajado para promover los intereses del presidente ruso, Vladimir Putin, es ahora el epicentro de la investigación de los servicios de Inteligencia de EE.UU.

El conflicto entre el nuevo presidente de EE.UU. y los servicios secretos de su país se ha intensificado desde que los últimos publicaran un informe que sostiene que "Rusia intervino en el proceso electoral" del 8 de noviembre, al menos en parte, "con el fin de contribuir a la victoria del magnate republicano".

Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump ha sido constantemente criticado por su postura respecto a Rusia y su insistencia en buscar mejores relaciones entre Washington y Moscú.

FUENTE: http://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/336796/trump-destituido-investigacion-vinculos-rusia

Misil ruso destruirá portaaviones británicos en ‘un solo ataque’



Un nuevo misil de crucero hipersónico de Rusia será capaz de destruir los portaaviones de la Royal Navy en ‘un solo ataque’, indican los medios británicos.

Los jefes militares del Kremlin afirman que han desarrollado un misil de crucero antibuque con una velocidad de entre cinco y seis veces más que la velocidad del sonido ―6115 (km/h) a 7402 (km/h).

Los expertos han expresado su preocupación de que el misil, llamado Zircón, podría hundir los dos nuevos portaaviones de la Royal Navy del Reino Unido en un solo ataque, ha informado hoy sábado el diario británico Mirror.

Los misiles hipersónicos prácticamente son imparables”, dice una autoridad naval de alto rango.

“Sin ningún método para protegerse contra los misiles como Zircón, los portaaviones británicos tendrían que quedarse fuera del alcance”, ha advertido la autoridad que habló bajo la condición de anonimato.

Pete Sandeman, un experto naval ha dicho que si el misil es detonado por armas británicas, sus restos tienen tanta energía cinética que podría dañar gravemente los portaaviones.

El “enemigo no tendrá tiempo suficiente para reaccionar”, según el sitio Web Strategic Culture.

Zircón puede dispararse desde tierra, mar y submarinos y podría ser el arma más mortífero del siglo XXI.

Las tensiones entre Londres y Moscú han aumentado, según las autoridades británicas, por las “pretensiones expansionistas” de Rusia en Europa Oriental, en particular en Ucrania. A su vez, Rusia rechaza rotundamente tales comentarios.



Los británicos ya entrenan a más de 5000 soldados ucranianos para hacer frente a los independentistas en el este de Ucrania, informó en diciembre pasado el Ministerio de Defensa del Reino Unido.

Moscú desmiente apoyar a los independentistas y acusa a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de generar acciones provocativas a través del despliegue de tropas en los países bálticos bajo el pretexto de contrarrestar la “amenaza rusa”.

Los enfrentamientos entre las fuerzas ucranianas y los independentistas estallaron en abril de 2014 como consecuencia de un golpe de Estado contra Kiev que puso fin al Gobierno de Víktor Yanukóvich, un aliado estratégico de Rusia. Moscú acusa a EE.UU. de estar detrás del caos.